La televisión, esa bestia insidiosa, esa Medusa que convierte en piedra a millones de personas todas las noches mirándola fijamente, esa sirena que llama y canta, que promete mucho y en realidad da muy poco.
Fahrenheit 451
RAY BRADBURY

La Cocina de Storch

La Cocina de Storch
Blog Sin Gluten

Fotografía

Fotografía
Algunos Intentos

Dibujo

Dibujo
Lo Seguimos Intentando

Logística

Logística
La Cadena de Suministro... y más

DEJAR DE FUMAR... O NO DEJAR, HE AHÍ LA CUESTIÓN

14 ago. 2009

Al hilo del post anterior, el de las drogas, he recordado un tema que tengo pendiente desde hace unos meses. DEJAR DE FUMAR...

Y es que

"Dejar de fumar es fácil. Yo ya he dejado como cien veces" - Mark Twain



Hace unos meses lo intenté después de leer el famosísimo libro Es fácil dejar de fumar si sabes cómo, de Allen Carr, pero yo no debí entender bién el método, porque después de una semana alcancé tales niveles de depresión y angustia que Storch me dijo que no me aguantaba más así... Y tenía toda la razón, porque ni yo mismo me aguantaba.


La situación me recordaba a El Señor de los Anillos. A medida que Frodo se acercaba a la tierra de Mordor, el Anillo ocupa más espacio en su mente y, al igual que le ocurre a Gollum, llega a ser lo único importante, lo único que tiene sentido.


"Un Anillo para gobernarlos a todos. Un Anillo para encontrarlos,un Anillo para atraerlos a todos y atarlos a las tinieblas en la tierra de Mordor donde se extienden las sombras" - J. R. R. Tolkien


Resulta terrorífico pensar que algo tan pequeño como un cigarrillo pueda ejercer tan brutal control sobre alguien que se precia de dominar los otros aspectos de su vida.

Me cuentan que el Bupropión -(RS)-3-cloro-N-tert-butil-β-keto-anfetamina- presenta unos mejores niveles de éxito que los tratamientos basados en la nicotina y que, por supuesto, los intentos de dejar de fumar por las buenas.

Su presentación comercial más conocida es el Zytabac, y aquí os pongo los posibles efectos secundarios que aparecen en el prospecto:

Trastornos cardiacos:
Poco frecuentes (pueden afectar al menos a 1 de cada 1.000 pacientes): Aceleración de los latidos del corazón (taquicardia), aumento de la tensión sanguínea (a veces grave), rubor.
Raros (pueden afectar al menos a 1 de cada 10.000 pacientes): dilatación de los vasos sanguíneos, disminución de la tensión sanguínea debido a la postura, desmayo (síncope), palpitaciones.

Trastornos del sistema nervioso:
Muy frecuentes (pueden afectar al menos a 1 de cada 10 pacientes): Dificultad para dormir (insomnio).
Frecuentes (pueden afectar al menos a 1 de cada 100 pacientes): temblor, alteración de la concentración, dolor de cabeza, mareo, depresión, agitación, ansiedad.
Poco frecuentes (pueden afectar al menos a 1 de cada 1.000 pacientes): confusión.
Raros (pueden afectar al menos a 1 de cada 10.000 pacientes): convulsiones, irritabilidad, hostilidad, cansancio, agresividad o ideas paranoides, alucinaciones, delirio, pérdida de la identidad personal, alteración de los músculos de origen nervioso (distonía), falta de coordinación de movimientos (ataxia), enfermedad de Parkinson, movimientos espasmódicos, alteración del sueño, fallo de la memoria, pérdida general de la sensibilidad.

Trastornos del Metabolismo y de la nutrición:
Poco frecuentes (pueden afectar al menos a 1 de cada 1.000 pacientes): Falta de apetito (anorexia).
Raros (pueden afectar al menos a 1 de cada 10.000 pacientes): alteración del nivel de azúcar en la sangre.

Trastornos gastrointestinales:
Frecuentes (pueden afectar al menos a 1 de cada 100 pacientes): Sequedad de boca, náuseas, vómitos, dolor de estómago y estreñimiento.

Trastornos generales y alteraciones en el lugar de administración:
Frecuentes (pueden afectar al menos a 1 de cada 100 pacientes): fiebre, alteraciones del sentido del gusto.
Poco frecuentes (pueden afectar al menos a 1 de cada 1.000 pacientes): dolor en el pecho, debilidad, cansancio.

Trastornos renales y urinarios:
Raros (pueden afectar al menos a 1 de cada 10.000 pacientes): aumento de las ganas de orinar o retención de orina.

Trastornos hepatobiliares:
Raros (pueden afectar al menos a 1 de cada 10.000 pacientes): aumento en valores analíticos de la función hepática, coloración amarilla de la piel o del blanco de los ojos (ictericia), hepatitis.

Trastornos de la piel y del tejido subcutáneo:
Frecuentes (pueden afectar al menos a 1 de cada 100 pacientes): erupciones en la piel (rash, urticaria), picor, sudoración.
Raros (pueden afectar al menos a 1 de cada 10.000 pacientes): hinchazón de los vasos sanguíneos (angioedema), dificultad para respirar, contracción de los bronquios (broncoespasmo) y reacción alérgica exagerada (shock anafiláctico), dolor en las articulaciones, dolor muscular, fiebre, enrojecimiento de la piel (eritema, que puede ser grave) y aumento de la gravedad de la psoriasis.

Trastornos del oído y del laberinto:
Poco frecuentes (pueden afectar al menos a 1 de cada 1.000 pacientes): sensación de oír campanillas (tinnitus).

Trastornos oculares:
Poco frecuentes (pueden afectar al menos a 1 de cada 1.000 pacientes): alteración de la visión.

No me digáis que no "acongoja" un poco...

No obstante, agradecería algún comentario de alguien que lo hubiese probado (sobre todo si ha tenido éxito) para ayudarme en el proceso de concienciación y preparación para dejar el "Ducados" :(

1 COMENTARIOS:

STORCH dijo...

Sé que eres capaz de conseguir todo lo que te propones, y esto no va a ser menos.
En cuanto digas que estas preparado lo haras, y te echare mi ala ;D

14 de agosto de 2009, 14:31

Publicar un comentario